Noticias

AMAT y FEC trabajando juntos por tu Corazón

Bajo este lema, la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo (AMAT) y la Fundación Española del Corazón (FEC) firman un Acuerdo de Colaboración.

MADRID (13/07/2017)

La Fundación Española del Corazón y la Asociación de Mutuas de Accidentes de Trabajo (AMAT), han firmado un acuerdo Marco de Colaboración con el fin de actuar e incidir en la prevención de los factores de riesgo comunes a las enfermedades cardiovasculares y a la mejora de los hábitos para la promoción de la salud de los trabajadores, promocionando estilos de vida saludables entre los trabajadores con el fin de controlar y reducir las enfermedades cardiovasculares.

Con los últimos datos disponibles de 2015, en España se produjeron 128.548 muertes derivadas de infartos, derrames cerebrales y otras patologías no traumáticas, siendo la primera causa de mortalidad en nuestro país. Por otro lado, en 2016, de los 501 accidentes de trabajo mortales que se produjeron en España, 183 lo fueron por las mismas causas, es decir, el 37 %, resultando también ser la primera causa de muerte laboral.

Según la última Encuesta Nacional de Salud, hasta el 35,3% de los trabajadores españoles tiene un riesgo cardiovascular alto, con tres o más factores de riesgo cardiovascular. Así, solo el 10% de la población activa encuestada no presentaba ningún factor de riesgo, mientras que el 54,7% tenía uno o dos.

Tener un factor de riesgo (diabetes, hipertensión, sedentarismo, tabaquismo, sobrepeso, obesidad y abuso del alcohol entre otros) aumenta muy significativamente las posibilidades de sufrir una enfermedad cardiovascular, pero tener más de un factor de riesgo multiplica exponencialmente estas probabilidades.

Conviene alertar de estos riesgos, pues las conclusiones que se extrajeron acerca de la población trabajadora encuestada son llamativas:

  • El 26,1% de la población trabajadora encuestada considera su trabajo estresante o muy estresante.
  • El 13,1% de la población presenta hipercolesterolemia (14,8% hombres vs 11% mujeres).
  • El 10,6% de la población padece hipertensión (12,7% hombres vs 8,1% mujeres).
  • El 3,2% presenta diabetes.
  • El 29,4% fuma diariamente.
  • El 13,8% de la población encuestada consume alcohol a diario, siendo el consumo mucho más elevado entre hombres (20,1%) que entre mujeres (6,2%).
  • El 41,9% de la población trabajadora declara no realizar actividad física en el tiempo libre (45,8% mujeres vs 38,6% hombres) y el 34,3% tiene un trabajo sedentario al pasarse la mayor parte de su jornada laboral sentada.
  • El 35,8% presenta sobrepeso (46,5% hombres vs 23,2% mujeres) y el 13% obesidad (16,2% hombres vs 9,4% mujeres).
  • El 28% de la población consultada manifiesta un consumo insuficiente de fruta y verdura. 

Además, diversos estudios demuestran que el progresivo envejecimiento de la población está favoreciendo el aumento de factores de riesgo cardiovascular como el tabaquismo, el sedentarismo o el sobrepeso, suponiendo un incremento del absentismo laboral y un descenso de los índices de productividad y competitividad.

“Por todo ello, con este acuerdo entre la FEC y AMAT pretendemos sumar esfuerzos para cumplir el objetivo de disminuir la incidencia de las enfermedades cardiovasculares en el entorno laboral, que se ha revelado como uno de los más permeables a recibir y a asimilar este tipo de mensajes”, apunta el Dr. Carlos Macaya, presidente de la FEC. “La alianza con AMAT resultará clave para llegar más fácilmente a un mayor número de trabajadores”, apunta.

Disminuir la incidencia de la enfermedad cardiovascular es posible. Hasta el 80% de los casos de esta enfermedad podían prevenirse a través de un estilo de vida saludable, controlando especialmente sus factores de riesgo (diabetes, hipertensión, sedentarismo, tabaquismo, sobrepeso, obesidad y abuso del alcohol entre otros). Conscientes de que la prevención y la educación son las herramientas más eficaces para luchar contra las enfermedades cardiovasculares, a partir de este acuerdo, la FEC facilitará a AMAT la información necesaria para concienciar a los trabajadores y empresarios acerca de la importancia de adaptar su estilo de vida a uno más cardiosaludable.

Por su parte el Presidente de AMAT, Mariano de Diego, pone en valor el acuerdo suscrito por las sinergias que se derivan del mismo. “Históricamente, las Mutuas colaboradoras con la Seguridad Social vienen realizando un gran número de actividades orientadas a reducir la siniestralidad, es decir a tratar que no se produzcan accidentes de trabajo ni los daños que se derivan de los mismos para las personas y para las empresas”, con este motivo de Diego, afirma que “si la ocupación histórica de las Mutuas ha sido evitar el daño y cuando éste se produce, hemos tratado de repararlo, hay daños que son irreparables y como sociedad estamos necesariamente obligados a evitarlo, por lo que intensificar todas las actuaciones dirigidas en este sentido resulta esencial. Y ese es precisamente uno de los objetivos de este acuerdo, intensificar las actuaciones que las Mutuas vienen realizando para a evitar este tipo de patologías, en favor de los trabajadores y de las empresas, contando con el conocimiento y la experiencia de la Fundación Española del Corazón”.

Para una empresa, invertir en promoción de la salud en el lugar de trabajo tiene beneficios indudables, por ello la FEC promueve desde hace años un Programa de Empresas Cardiosaludables: PECS, que ayuda a más de 15.000 trabajadores en la actualidad, y gracias a este acuerdo con AMAT, se espera ver multiplicado su alcance.

En el mismo sentido, las Mutuas colaboradoras con la Seguridad Social vienen realizando actividades dirigidas a evitar accidentes de trabajo mediante la investigación de accidentes y enfermedades que se han producido, cursos, jornadas, seminarios, campañas de educación y sensibilización, edición de publicaciones, y campañas de comunicación. 

Tanto las actuaciones de la FEC como de las Mutuas asociadas a AMAT, contribuyen a la responsabilidad social de las empresas con sus trabajadores, proporcionándoles un lugar de trabajo seguro y saludable. Este tipo de iniciativas mejoran el ambiente laboral, la motivación y el compromiso de los empleados, así como su productividad, reduciendo a su vez el absentismo.

¿Cómo funciona el Programa de Empresas Cardiosaludables? 

Tras realizar un diagnóstico de la salud cardiovascular de los trabajadores de una empresa, basado en los datos médicos agregados que puedan proporcionar, el comité de expertos de PECS elabora un informe que aporta también recomendaciones con el objetivo de potenciar la salud de los empleados y fomentar un ambiente de trabajo cardiosaludable, reduciendo así la incidencia de la enfermedad cardiovascular.

Así, PECS se divide en seis áreas de especialización a través de las que se desarrollan consejos específicos: mujer, estrés laboral y gestión de las emociones, factores de riesgo cardiovascular, nutrición, tabaquismo y actividad física.

Los trabajadores de las empresas que se adhieren a PECS, y a través de su página web tienen la oportunidad de realizar cualquier pregunta sobre la implementación del programa o cualquier consulta personalizada sobre salud y prevención cardiovascular, que serán resueltas por el Comité de Expertos, formado por cardiólogos de la Sociedad Española de Cardiología y expertos en psicología, nutrición, medicina deportiva, entre otras.

Para disminuir las dolencias por causa cardiaca en el lugar de trabajo, la FEC recomienda:

  • En los trabajos de oficina, evitar estar largos ratos sentados delante del ordenador. Cada dos horas es conveniente levantarse y estirar las piernas para facilitar la circulación.
  • Evitar malas posturas como cruzar las piernas, ya que la sangre circula con menor fluidez y puede facilitar la aparición de trombos.
  • Siempre que se pueda, es preferible traer la comida saludable de casa, ya que comer fuera conlleva un descontrol de la alimentación y puede provocar un aumento de peso. En caso de tener que ir de manera habitual a restaurantes, es importante no pedir siempre lo mismo y evitar comidas copiosas. Las verduras, legumbres, fruta y pescado deberán estar presentes en nuestro menú.
  • Disminuir los niveles de estrés y desconectar del trabajo en el tiempo libre es otro factor importante a tener en cuenta.
  • Realizar actividad física diariamente. Ir caminando al trabajo o en bicicleta es una buena opción