Noticias

FREMAP presenta el “Estudio de los accidentes de trabajo mortales por tráfico, periodo 2010-2016”

Con motivo del Día Mundial de las Víctimas de la Seguridad Vial, FREMAP presenta los resultados del último trabajo publicado en el Observatorio de Siniestralidad laboral.

MADRID (17/11/2017)

Los accidentes de tráfico inciden de forma relevante en la salud de la población y representan un problema social y laboral que genera una importante repercusión económica sobre el accidentado, las empresas y el sistema de protección y, por lo tanto, requiere una respuesta en todos los ámbitos.

En el año 2016 los accidentes de trabajo mortales por tráfico fueron, des-pués de las patologías no traumáticas (infartos, derrames cerebra-les…), la segunda forma de fallecimiento por contingencia profesional que representa el 27,74% del total.

Los accidentes de tráfico inciden de forma relevante en la salud de la población y representan un problema social y laboral que genera una importante repercusión económica sobre el accidentado, las empresas y el sistema de protección y, por lo tanto, requiere una respuesta en todos los ámbitos.

El Observatorio de Siniestralidad de FREMAP, accesible desde el Canal de Prevención, pretende ofrecer información sobre los aspectos que inciden en la salud de los trabajadores, mediante la publicación de estudios y análisis de la información disponible en la Mutua y, a su vez, favorecer el desarrollo de estrategias encaminadas a mejorar las políticas de seguridad y salud.

Con motivo del Día Mundial de las Víctimas de la Seguridad Vial presentamos los resultados del último trabajo publicado en nuestro Observatorio, denominado “Estudio de los accidentes de trabajo mortales por tráfico, periodo 2010-2016”.

Este estudio complementa al que realizamos el pasado año, en el que se analizó la información disponible sobre los accidentes laborales por tráfico atendidos en la Mutua en el periodo comprendido entre enero de 2015 y agosto de 2016, así como las prestaciones de Incapacidad Muerte y Supervivencia reconocidas en el periodo 2012-2016 y se configura como un primer acercamiento a las causas determinantes de este tipo de accidentes.

Son muchos los factores que pueden intervenir en la materialización de un accidente de trabajo por tráfico: desde los relativos a la persona (sueño, fatiga, distraccio-nes…), al vehículo, al estado de la vía y las condiciones relativas a la gestión de los tiempos de trabajo, entre otros. Estas variables pueden influir de forma individual o conjunta en la determinación de los accidentes; frente a ellas, conocer los aspectos que determinan la siniestralidad puede servir de ayuda para tomar decisiones sobre la política de seguridad vial más adecuada a las particularidades de cada empre-sa. 

La dificultad de tratar la prevención de este tipo de accidentes dentro del esquema preventivo que se determina en el marco legal ha conllevado a que, como buena práctica derivada de la política de prevención de riesgos laborales, emerjan los planes de movilidad como un nuevo concepto en el ámbito de la seguridad.

Los planes de movilidad permiten establecer un marco específico, dirigido a desarrollar programas de gestión de la movilidad de las personas que acceden a la empresa, determi-nar las acciones necesarias para minimizar el riesgo de accidente de tráfico y, en su caso, optimizar las políticas ambientales y de responsabilidad social corporativa.

La implantación de Planes de Movilidad contribuye a promover una cultura preventiva de la seguridad vial y de la prevención de riesgos laborales, favorece la reducción de la siniestralidad laboral de la empresa y, al optimizar los aspectos relativos a los desplazamientos, tanto dentro como fuera de la jornada de trabajo, puede tener repercusiones positivas en la productividad y el bienestar de las plantillas; asimismo facilita la consecución de diversos incentivos de carácter económico (Bonus) y de reconocimiento social (empresa sostenible).

 Como resultado del estudio que se presenta, entre otros aspectos se puede destacar la importancia de profundizar en las causas que determinan los accidentes in itinere; la incidencia de la movilidad: según el tipo de vehículo, el día de la semana o el mes, la posible repercusión de los turnos y horarios; así como la influencia de la fatiga y la edad.